Senderos por el alto Almanzora II

Recientemente se ha inaugurado de manera oficial la segunda vía verde del Almanzora, concretamente el tramo comprendido entre el cargadero de mineral de Los Canos en la estación de Serón y el puente de la Rambla del Ramil en la localidad de Alcóntar. Un recorrido de 11,8 kilómetros de longitud que sigue el  trazado de la antigua línea ferroviaria Guadix-Almendricos, en desuso desde 1.985. Dicha  vía verde transita por las últimas estribaciones de la cara norte de Sierra de Filabres, en muchos tramos de forma paralela al nacimiento del río Almanzora, permitiendo contemplar un bello paisaje natural junto a un buen número de elementos  ferroviarios como la estación de Serón, varios apeaderos, dos cargaderos de mineral, seis puentes metálicos, pasos a nivel,  depósitos de agua, cocherones de máquinas, etc.

 Con la programación de esta visita, Amigos de la Alcazaba quiere mostrar su apuesta decidida por la recuperación y puesta en valor de nuestro rico patrimonio ferroviario,  convirtiéndolo en un nuevo espacio para difundir la cultura, disfrutar de la naturaleza y practicar un ocio sano y respetuoso con el entorno.  Además para sacarle el máximo provecho a este viaje, ha colaborado en la programación de  la misma, la asociación hermana  Amigos del Ferrocarril.

Senderos por el alto Almanzora

Recientemente se ha inaugurado de manera oficial la segunda vía verde del Almanzora, concretamente el tramo comprendido entre el cargadero de mineral de Los Canos en la estación de Serón y el puente de la Rambla del Ramil en la localidad de Alcóntar. Un recorrido de 11,8 kilómetros de longitud que sigue el  trazado de la antigua línea ferroviaria Guadix-Almendricos, en desuso desde 1.985. Dicha  vía verde transita por las últimas estribaciones de la cara norte de Sierra de Filabres, en muchos tramos de forma paralela al nacimiento del río Almanzora, permitiendo contemplar un bello paisaje natural junto a un buen número de elementos  ferroviarios como la estación de Serón, varios apeaderos, dos cargaderos de mineral, seis puentes metálicos, pasos a nivel,  depósitos de agua, cocherones de máquinas, etc.

 Con la programación de esta visita, Amigos de la Alcazaba quiere mostrar su apuesta decidida por la recuperación y puesta en valor de nuestro rico patrimonio ferroviario,  convirtiéndolo en un nuevo espacio para difundir la cultura, disfrutar de la naturaleza y practicar un ocio sano y respetuoso con el entorno.  Además para sacarle el máximo provecho a este viaje, ha colaborado en la programación de  la misma, la asociación hermana  Amigos del Ferrocarril.

 

 

Almanzora en movimiento
Valle del almanzora
Almanzora Museo 2.0